Amor oculto, amor prohibido

Sin duda, amigos al leer este título pensarían que es una historia de telenovela, pero no lo es.

En la ciudad de Bahréin, se dio a conocer una noticia de una niñera que había mantenido relaciones amorosas con el hijo del dueño de la casa donde ésta trabajaba, la noticia alarmo a todos los pobladores del lugar, no por haber tenido un bebé, sino por la edad que tenía el hijo de su jefe.

La historia comienza cuando los dueños de la casa contratan los servicios de una joven de Indonesia muy atractiva de 32 años, como empleada doméstica, se encargada de mantener el hogar limpio,cuidar al niño de 13 años y hacer la comida.

Lo cuido tanto, le dio tanto amor y cariño que el resultado fue un embarazo inesperado y no deseado por ellos. Sin embargo, nadie se dio cuenta de que estaba ocurriendo entre ellos.

La joven niñera, al darse cuenta que había quedado embarazada, decide ocultar su embarazo, mientras pensaba bien que iba a hacer cuando le llegará la hora de dar a luz a su hijo.

Todo marchaba bien entre el niño, su niñera y los dueños de la casa, hasta que de pronto un día la joven niñera comenzó a sentir dolores en el vientre y al no tener dinero para ir al médico se encerró en el baño.

Al llegar los dueños de la casa, escucharon los gritos de dolor de esta joven y subieron al baño donde ella se encontraba, hubo un gran silencio y luego escucharon el llanto de un bebé dejándolos completamente confundidos.

Una vez que la mujer salió del baño, les contó a los dueños de la casa la relación que mantenía con su pequeño hijo de 13 años de edad y ellos llamaron a la policía para que la detuvieran por violación a un menor de edad.

La niñera fue condenada a un año de prisión por violar a un menor de edad, los abogados apelaron la sentencia alegando que la joven jamás supo la edad que tenía el chico y que él le había confesado a su médico que tenía relaciones sexuales con su niñera porque le gustaba.

La historia tuvo un giro sorprendente, ambos reconocieron estar enamorados y por esa razón decidieron estar juntos, lo padres levantaron la denuncia y permitieron que ambos estuvieran con su bebé.

Parece increíble e irreal esta historia, pero tengan por seguro que es real. El amor siempre rompe barreras, y en países con leyes islámicas es más difícil romperlas.

Te puede interesar

CARTA A MI PAPÁ: El hombre que me creó pero no me quiso!

Muchas veces me pregunté por qué me habías dejado, por qué no quisiste tomar el ...

Deja tu comentario