La joven invidente

Esta historia nos enseña a reflexionar sobre cómo la gente juzga por las apariencias sin saber la cruda realidad de cada uno.


Reflexión de la joven invidente

Erase una vez una joven ciega que se odiaba así misma y a todo el mundo menos a su novio, que la apoyaba y la quería mucho. Un día recibió la noticia de que había un donante de ojos para ella, el cual era perfecto pues contaba con todas las recomendaciones. Pasaron los días y la pudieron operar, y al fin pudo ver por primera vez.

Ella preguntaba por su novio, pues no la había ido a ver.

Al salir del hospital, se encontró con su novio, el cual le propuso matrimonio, a lo que ella respondió que NO. Al darse cuenta de que él era ciego !!!


El novio tristemente la comprendió y se alejo de su vida para siempre.

El día de su partida, le entrego una carta, la cual decía: tan solo te pido que cuides muy bien de mis ojos, pues te los regale con todo mi cariño para que pudieras ver, y ahora son los tuyos…!!! Cuídalos mucho. ¡¡¡TE AMO!!! ”

No juzgues a las personas por la condición en la que estén, y mucho menos si tu estuviste en esa condición, pues te puede suceder lo mismo que a ella. Al darse cuenta de que estaba enamorada de un ciego, no quiso nada de él, cuando le dio sus ojos para verla feliz. Nunca te fijes en lo físico, sino en lo que lleva la persona en su corazón.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Comentarios

comentarios