Los pasos que no te atreves a dar

Los pasos que no te atreves a dar

Los pasos que no te atreves a dar también dejan huella.

Te puede interesar

Los abuelos sostienen nuestras manitas

“Los abuelos sostienen nuestras manitas por un rato pero nuestros corazones para siempre.”

Deja tu comentario