No, el esperma no conquistó tu óvulo: Tu óvulo lo eligió

Toda la vida creíste que se trataba de una carrera de espermatozoides. Que tú fuiste el más rápido de entre otros millones. Error.

Al igual que muchas teorías científicas, ésta parece estar equivocada, además de menospreciar la función de la célula reproductora femenina.

Curioso, siempre apuntan a que el hombre es competitivo, y resulta que su teoría presentaba ese mismo patrón; sin embargo, el estudio reciente de Dr. Joseph H. Nadeau demuestra que es el óvulo quien selecciona el esperma.

Nadeau explica (continuando con los términos competitivos) que esta carrera ya está comprada, el ganador ya está definido. El óvulo favorece o descarta el esperma, a esto se le llama: Fertilización genéticamente sesgada.

Pudo demostrar su teoría a partir de algunos experimentos que realizó en ratones.

Como primera instancia, agregó un gen normal y un gen mutante (de cáncer) en las hembras, mientras que los ratones machos tenían todos sus genes normales.

Este primer ejercicio respondió exactamente como dictan las leyes de Mendel, cada padre lleva dos copias de cada gen y la fertilización se hace de manera aleatoria.

El segundo estudio se realizó a la inversa, se agregó un gen mutante (cáncer) y uno normal a los ratones machos.

En este caso, y contrario a los resultados que habrían esperado, sólo un 27% de los ratones tenían el gen mutante.

Es decir que, la fertilización no se hace de manera aleatoria, ni a través de una carrera, es más bien un proceso de selección de los espermatozoides, por parte del óvulo.

No solo a nivel social, también, a nivel biológico las mujeres constituimos una parte esencial de la fecundación.

Ahora lo sabes.

Fuente: Siempresaludable

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Te puede interesar

Helados de leche materna, hechos por mamá para calmar las molestias dentales

Tener hijos puede ser una de las etapas más hermosas en la vida de una ...

Deja tu comentario