Remedios naturales para las varices


El antiguo Egipto también se destacó en la salud. Entre sus textos médicos, redactado hace 5,000 años, se han encontrado información sobre las venas varicosas lo cual nos demuestra que este problema es de vieja data.

Sin embargo, nos preguntamos ¿Qué son las venas varicosas? ¿Qué lo producen? ¿Cómo se pueden evitar? ¿Existe algún remedio natural y estético para desvanecerlas?


Factores que contribuyen a la aparición de las varices

Las venas varicosas se originan cuando la válvula en una vena de la pierna no funciona correctamente, ya que ésta debe abrirse para permitir el paso de la sangre hacia el corazón, luego se debe cerrar muy bien.

Sin embargo, cuando la válvula no funciona adecuadamente, permite que la sangre regresa en lugar de expulsarla hacia el corazón y se va acumulando en la vena. En algún momento, la presión creada por esta acumulación sanguínea termina por dilatar la pared venosa. Entonces es cuando la vena aparece en la superficie de la piel.

En el aspecto físico, las varices son fácilmente identificables, ya que son aquellas venas dilatadas, abultadas y sinuosas, que, por lo general, tiene un color entre azuloso y morado. Además, producen un dolor punzante, ardor o comezón en la piel e hinchazón de las piernas y los pies, que afectan, en promedio, más a la población femenina que a la masculina.


Esta situación se debe a varios factores entre los cuales podemos mencionar:

El factor sobrepeso: El sobrepeso puede aumentar el riesgo de tener venas varicosas.

El factor genético: Si existe algún antecedente familiar, es probable que la persona sufra de las venas varicosas.

El factor hormonal: Los cambios hormonales debido al embarazo pueden generar la aparición de las varices (sin contar la presión propia que están sometidas las piernas por el peso del bebé) Igualmente, existen estudios que indican que las pastillas anticonceptivas al tener una gran cantidad de hormonas pueden contribuir a la aparición de varices y hasta problemas circulatorios en algunas mujeres.

Otros factores: Entre otros factores que pudieran contribuir a la formación de varices están el sobrepeso, golpes o heridas que rompa la válvula y permanecer de pie durante seis o más horas todos los días.

La belleza natural y las varices

Una forma de ayudar a que las piernas no sufran de varices y para que no se empeoren en caso que se sufran de ellas, consiste en preparar una loción para masajes..

Gel para piernas con varices

Ingredientes:

  • 100 grs. de gel neutro
  • 2 ml. de tintura de hamamelis
  • 2 ml. de tintura de castaño de Indias
  • 1 ml. de tintura de ginkgo biloba
  • 5 gotas de aceite esencial de ciprés.

Modo de aplicación:

  1. Poner en un bol el gel base. Agregar las tinturas y revolver. Luego agregar las 5 gotas de aceite de ciprés, mezclar bien y envasar.
  2. Masajear las piernas desde la punta de los pies hacia arriba. Luego mantener las piernas elevadas 15 minutos.

Loción para masajes antivarices

Ingredientes:

  • 1/2 taza de hamamelis destilado
  • 1/2 taza de infusión de consuelda
  • Gotas de aceite esencial de ciprés

Modo de aplicación:

  1. Primeramente es necesario hacer una infusión de consuelda básica para luego mezclarlo con el hamamelis y las gotas de ciprés.
  2. Para ello, debe conseguir las hojas secas. Use 2 cucharadas de hojas secas por cada pinta (473 mi) de agua que use. Coloque las hojas en una taza. Hierva la pinta de agua y viértala sobre las hojas. Déjelas en infusión durante 10 a 20 minutos, luego cuele la mezcla para sacar las hojas.
  3. Cuando ya haya mezclado la infusión de consuelda con el hamamelis, agregue unas cuantas gotas de aceite esencial de ciprés..
  4. Dése un masaje de 10 minutos con esta loción directamente en la parte adolorida o póngasela en compresas. Debe estar sentada y con las piernas subidas en un banquito para los pies

Recomendaciones para evitar las varices

Mantener un peso ideal: Si usted quiere saber si tiene sobrepeso, existe una fórmula sencilla para determinarlo. Si usted mide 5 pies (1.52 m), debería pesar 100 libras (45 kg). Si es más alta, agregue 5 libras (2.2 kg) por cada pulgada (2.5 cm) adicional de estatura. Luego sume a este resultado el 10% del mismo si tiene los huesos grandes o réstele el 10% si es de constitución delgada.

Consumir, por lo menos,25 gramos de fibra al día: Si usted sufre de estreñimiento, puede que, con el tiempo,desarrolle varices, ya que al esforzarse, la presión abdominal que esto requiere puede bloquear la circulación de la sangre a sus piernas. Una alimentación rica en fibra (cereales integrales, frutas y verduras) ayuda a prevenir el estreñimiento y evitando así la formación de venas varicosas.

Tomar 500 miligramos de vitamina C dos veces al día: Esta vitamina facilita la formación de colágeno y elastina, dos tejidos conjuntivos que ayudan a fortalecer las paredes venosas. Además, la vitamina C es un antioxidante, por lo que protege sus venas de los radicales libres, unas moléculas inestables que se dan de forma natural en su cuerpo y que se dedican a dañar las células y los tejidos.

Tomar té de gíngko y jengibre: Ambos son muy buenos para tratar varias afecciones de los vasos sanguíneos, benefician el sistema cardiovascular y de paso ayuda a bajar el colesterol.


Hacer ejercicio: Hacer ejercicio (caminar, andar en bicicleta o correr), por lo menos, 30 minutos al día es excelente, ya que fortalece los músculos de las pantorrillas y obligan a la sangre acumulada a volver a circular.

Presionar las pantorrillas: Si tiene que permanecer sentada por mucho tiempo, se aconseja estirar los músculos de sus pantorrillas. Para ello, debe estirar el pie hacia abajo por uno o dos segundos, como si estuviera apretando el acelerador de su coche, y luego levántelo de nuevo. Repita este ejercicio cada hora por varios minutos. Este movimiento hace que la sangre de su pierna sube hacia la parte central de su cuerpo.

Usar medias de compresión o soporte: Las medias con compresión ejercen presión sobre las venas de las piernas e impiden que se dilaten. Esto asegura el funcionamiento más eficaz de las válvulas de las venas.

Subir las piernas: Puede subir sus piernas a la altura de su corazón o más arriba durante por lo menos 20 minutos tres o cuatro veces al día. Puede, inclusive, usar almohadas para levantar sus piernas hasta la altura correcta lo cual ayuda a vaciar sus venas de la sangre acumulada. Igualmente se recomienda no cruzar las piernas ya que, con el tiempo, puede bloquear el flujo de la sangre.

Usar tenis o zapatos de tacón bajo: Los tacones altos pueden empeorar las venas varicosas, ya que al ponerse un zapato de tacón alto deja de usar el músculo de la pantorrilla el cual empuja la sangre hacia la parte central de su cuerpo.

Evitar el calor y estar mucho tiempo en el jacuzzi: No tomar baños de sol ni estar más de 10 minutos en el jacuzzi. El calor le dilata las venas. Sin embargo, si no puede resistirse, trate de mantener sus piernas al nivel de la superficie del agua.

Realizar hidroterapia en las piernas: Si deseas mejorar la circulación de las piernas, cada día, al finalizar la ducha, aplica un chorro de agua tan fría como puedas resistir desde los pies hasta los muslos, en sentido ascendente. Así, activarás la circulación en las extremidades inferiores. Puedes potenciar aún más el re torno venoso con un gel de efecto frío.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Comentarios

comentarios