Remedios para eliminar los callos y durezas de los pies


Unos pies bien delicados y cuidados representan higiene y atraen la atención, sin embargo pasa todo lo contrario cuando se poseen unos pies descuidados y llenos de callos. Los pies son una parte del cuerpo que capta la atención inmediatamente cuando alguien llega a algún lugar.

Las mujeres principalmente deben procurar lucir siempre unos pies limpios, puesto que utilizan calzados abiertos. Así que deben siempre cuidar el aspecto que tienen sus pies. El día de hoy compartiremos algunos trucos para que elimines las durezas y callos de forma sencilla.


Trucos para eliminar los callos y durezas de los pies

Cebolla y aceite de oliva extra virgen

Rallamos media cebolla y añadimos 4 cucharadas de aceite de oliva y removemos bien, luego aplicamos esta mezcla en nuestros pies y los cubrimos con unos calcetines, tenemos que dejar actuar toda la noche. Al otro día lavamos con agua tibia.

Leche entera y aceite de coco

Mezclaremos medio vaso leche en polvo con 10 cucharadas de aceite de coco en un recipiente esta mezcla la ponemos en nuestros pies y la dejamos actuar por 30 minutos, luego lavamos bien y preparamos en una ponchera una mezcla de agua y sal, aquí dejaremos reposar nuestros por 12 minutos, después secamos bien nuestros pies.


Baño de pies relajante

Introducimos nuestros pies por 15 minutos en un recipiente con agua tibia y le agregamos un poco de vinagre, bicarbonato de sodio y sal. Pasado el tiempo lo secamos bien y masajeamos suavemente con aceite de oliva extra virgen, al finalizar nos colocamos calcetines y dormimos con ellos.

Manteca de karité y miel

Mezclar 3 cucharadas de miel de abeja y 5 cucharadas de manteca de karité, aplicar esta mezcla a nuestros pies y dejar actuar por 20 minutos, luego retiramos con agua tibia.

Vaselina y aceite de almendras

Untaremos en nuestros pies vaselina y aceite de almendras, primero masajeamos con la vaselina y luego con el aceite de almendra y nos colocamos calcetines y dormimos con ellos toda la noche. Al otro día tallamos nuestros pies con una piedra pómez.

Cada uno de estos procesos lo debemos realizar todas las noches antes de ir a dormir, de esta manera en poco tiempo tendremos pies suaves y libres de callos.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Comentarios

comentarios