Carta a mi papá, el hombre que me abandonó

Aquí te presentamos un caso muy común que solemos ver en muchas personas, ya que a veces necesitan ese apoyo de un PADRE o la crianza de uno, pero aquí podemos ver una chica que supo hacerle frente a este caso debido a que nunca conoció a su PADRE, ella escribió una CARTA hacia su “padre” dejándose claro muchas cosas y de cómo no dejó que eso se interpusiera en el camino a cumplir sus sueños y luchar por ellos.

Carta al hombre que me abandonó

“Papá. No sé cómo te llamas ni quiero saberlo ya que no me vale de nada. Seguro piensas que en esta carta te diré que fuiste un mal padre y que deberías estar arrepentido por la forma en que me dejaste. No es de eso que se trata. Quiero decirte en este día que te perdono.

Por no haber estado conmigo cuando te necesité; porque gracias a eso ahora soy más fuerte como persona, valiente e independiente. Cuando era niña en la escuela celebraban el día del padre y llevaba a mi abuelo. La vida me dio otro padre, una segunda oportunidad.

Él nunca me habló mal de ti a decir verdad, simplemente porque nunca fuiste parte de nuestras vidas. De él aprendí a que debo ser agradecida por lo que tengo. Me enseñó a no rendirme, a no sufrir por nada ni por nadie y a no creer que por no tener un padre soy menos que los demás o debo ser tratada diferente.

Mi abuela me enseñó a ser respetuosa y confiable, a no faltarle el respeto a los demás. Nunca fue débil al castigarme si era necesario.

Te perdono porque no quisiste ser un padre para mí, porque gracias a eso mi madre estuvo en tu lugar. Ella se sacrificó por mí, salió adelante con dos hijos, consiguió un trabajo y nos mantuvo. No pudo darnos lo que de verdad quería porque no podía pero estaré agradecida mi vida entera.

No tenerte no ha definido mi éxito, al contrario, me motivó a buscarlo y a salir adelante; no para demostrártelo a ti sino a mí misma. Te perdono porque al abandonarnos sentí tanto dolor que ahora soy invencible.

Te puede interesar

Las 8 Mentiras de mi Mamá

Esta historia comienza cuando era niño nací pobre. A menudo no teníamos suficiente qué comer. ...

Deja tu comentario