‘Madre Teresa’ de Nepal ha rescatado a más de 18,000 niñas del tráfico sexual


Inspirada por la Madre Teresa de Calcuta, Anuradha Koirala supo desde siempre que su destino era ayudar a la gente. Se convirtió en maestra para educar a niños pequeños en Kathmandu, Nepal.

Pero después de dos décadas como docente, decidió aceptar una misión de vida más complicada: proteger a mujeres y niñas del abuso, tráfico y explotación.


Koirala estaba familiarizada con el dolor de estas mujeres ya que ella había sufrido abuso psicológico por parte de su ex-marido. Así que comenzó educando a las mujeres acerca de la violencia de género y el empoderamiento de ellas.

Ayudó a mujeres para que fueran independientes y pudieran dejar de estar mendigando en las calles. Al principio, solo ocho mujeres aceptaron la ayuda de Koirala y ella les dio dinero a cada una para que comenzaran con sus propios puestos callejeros.

Gracias a que las mujeres le daban una pequeña parte de sus ganancias, Koirala fue capaz de proveer seguridad y oportunidades económicas a otras mujeres en necesidad.


Fundó la organización sin fines de lucro Maiti Nepal en 1993, a través de la cual ella ha apoyado a mujeres y niñas en los últimos 26 años. Su enfoque principal ha sido las mujeres que son secuestradas en comunidades de India y Nepal y vendidas al tráfico sexual.

“Estas son regiones pobres con altas tasas de analfabetismo. Si un familiar o un amigo aparece y le está ofreciendo un trabajo, a menudo son los padres de las niñas quienes las alientan a ir, sin darse cuenta de lo que realmente está sucediendo”, le dijo a The Guardian. “Es el lugar perfecto para los traficantes”.

Hoy en día, Kiorala tiene 70 años de edad y es apodada como la ‘Madre Teresa de Nepal‘, quien continúa luchando contra el tráfico sexual mediante su organización la cual realiza diversas campañas de empoderamiento femenino, entrenamiento físico para defensa personal y programas de concientización.

Gracias a su colaboración con los gobiernos de India y Nepal, ha sido capaz de rescatar a más de 18,000 mujeres, a quienes ayuda a superar su traumática experiencia y les brinda servicios médicas puesto que muchas de estas mujeres contraen el VIH.


“Solo imagina lo que sucedería si tu hija estuviera parada allí, ¿qué harías? ¿Cómo pelearías? Tienes que tomar a cada niña como tu hija”, dijo en un video que se reproduce durante el programa CNN Heroes 2010.

“Quiero una sociedad libre de tráfico de personas. Espero poder hacerlo un día“, agregó, mientras las lágrimas brotaban de sus ojos.

Koirala es un ejemplo claro de feminismo y su labor debe ser reconocida y admirada por todo el mundo.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

439 shares

Comentarios

comentarios