Este niño murió 1 hora después de bañarse


Cuando pasamos todo un día en la piscina, es normal que estemos agotados y con sueño, especialmente los niños que están muy activos durante todo el día. Esta es exactamente la razón por la que Cassandra Jackson no sospechó nada cuando su hijo le dijo que se sentía cansado y que necesitaba dormir un poco.


Al llegar a casa después de pasar todo el día en la piscina, Johnny de 10 años, fue a la cama después de una agotadora jornada y su madre no sospechaba nada de que algo malo le estaba pasando a su hijo.

Ella fue a ver a su hijo momentos más tarde para comprobar si se había dormido y se encontró a su hijo con espuma en la boca con dificultades para respirar.


Inmediatamente lo llevó a urgencias donde le dijeron que se trataba de lo que se llama «ahogamiento secundario» y que era el resultado de haber entrado agua en los pulmones. Cassandra se quedó sorprendida de lo que le estaban diciendo y preguntó que cómo era posible, le comentaron que este ahogamiento puede ocurrir hasta pasadas 72 horas de haber entrado el agua en los pulmones. Realmente sorprendente!!!

Aunque el «ahogamiento secundario» es un caso «raro», puede ser fatal si se ignoran los síntomas de advertencia. Por lo general, la cantidad de agua que se encuentra en los pulmones en caso de este tipo de ahogamiento, es mínima. Con tan solo una pequeña cantidad de agua es suficiente para obstaculizar los pulmones, y generar este caso.


Si tu hijo ha estado a punto de ahogarse, o tal vez ha tragado demasiada agua, es recomendable mantener una estrecha vigilancia para observar si aparecen los síntomas de ahogamiento secundario y llevarlos al hospital inmediatamente. Los síntomas pueden tardar hasta 72 horas en aparecer y se muestran en exceso de fatiga después del baño, falta de apetito después del baño, irritabilidad o cambios de humor sin razón aparente.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Comentarios

comentarios