Evita las varices con estos consejos


Las varices, así como muchas otras dolencias que padece el ser humano pueden ser prevenidas con prácticas naturales y sencillas que ayudarán a las personas a encontrarse plenamente saludables. Para evitar las varices junto con la práctica regular de ejercicio y la eliminación de los hábitos sedentarios se pueden seguir unos hábitos nutricionales que colaboren al correcto funcionamiento de las venas y la circulación de la sangre.

Para ello os proponemos una dieta curativa que será la siguiente.

El desayuno incluirá un zumo de fruta natural de temporada (puede ser cualquier fruta, melón, sandía, naranja, manzana, pera, melocotón, ciruelas o una mezcla de varias frutas, pero ha de ser siempre zumo natural). Esto irá acompañado de dos rebanadas de pan tostado integral con queso de burgos y miel.


Otra opción de desayuno será muesli diluido en leche de almendras al que se le puede echar trozos de fruta como manzana, y ser acompañado por yogur, requesón, cuajada y miel.

La comida puede estar formada por los siguientes elementos:

Ensalada que incluya alcachofa, zanahoria y apio rayados, ajo picado y cualquier otro vegetal crudo que nos agrade como espárragos por ejemplo, y debe estar aliñado por limón, aceite y perejil.

La ensalada debe acompañarnos siempre durante las comidas y como segundo plato podemos tomar arroz con verduras como calabaza o legumbres como las lentejas con cebolla, laurel, patata, zanahorias y pimientos.

Para le postre podemos elegir entre yogur y frutos secos como las nueces, las almendras o las avellanas.

Como cena ligera puede tomarse fruta fresca del tiempo con yogur o queso fresco, pan integral y miel.


Si queremos cenar menos ligero, podemos tomar una sopa de cebolla picada con sal y aceite de oliva, o sopa de Mijo hervido en caldo de verduras pudiendo añadirle tomate o pimiento rayado natural, aceite y una pizca de sal.

La alimentación es un gran tratamiento para quitar las varices ya que ayuda a que el aparato circulatorio funcione en condiciones óptimas, y unido al movimiento de al menos 30 minutos diarios de actividad física, que puede ser andar, no es necesario que sea una gran actividad, con ello conseguiremos prevenir que aparezcan las varices de las piernas.

Debe también hacerse una gran ingesta de líquido durante todo el día, a ser posible agua del tiempo, olvidarse de las bebidas carbonatadas, las comidas demasiado especiadas o con mucha sal y el azúcar en exceso que hace que se aumente de peso pudiendo también provocar las varices en las piernas.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!

Comentarios

comentarios