Remedios caseros para eliminar la flacidez

La flacidez es una imperfección estética que puede hacerte ver mucho peor de lo que deseas. Es por esto que siempre es bueno tener a mano algunos remedios para combatirla, ya que nadie quiere lucir esos “colgajos”. Por suerte, además de los fundamentales ejercicios, existen aliados naturales que te ayudarán a lucir mejor. Quizás te sirva alguna de estas opciones.

Mascarilla casera de clara de huevo para la flacidez

Las mascarillas caseras pueden llegar a ofrecer excelentes resultados a la hora de combatir problemas de flacidez. De hecho, esta receta quizás sea lo que estabas buscando.

Ingredientes:

  • Tres claras de huevo
  • Dos cucharadas de aceite de oliva
  • Dos cucharadas de miel líquida

Preparación:

  1. Comienza batiendo las claras a nieve. Cuando estén a punto, empieza a añadir la miel y también el aceite de oliva, siempre con movimientos envolventes, procurando que se unan.
  2. Una vez que la mascarilla de clara de huevo contra la flacidez esté en su punto, no tendrás más que aplicar este truco de belleza sobre las zonas más afectadas de tu cuerpo. Deja actuar de 20 a ­30 minutos antes de retirar con agua fría.

Mascarilla de naranja y zanahoria para la flacidez

Ingredientes:

  • Una zanahoria
  • El zumo de una naranja
  • Una cucharada de miel

Preparación:

  1. Pela la zanahoria y colócala previamente cortada en trozos en el vaso de la batidora. Añade el zumo de la naranja y también la miel, escogiendo una que sea líquida. Procesa hasta que se integren los ingredientes y te quede una mascarilla bien homogénea.
  2. Ahora llegará el momento de la aplicación: coloca la mascarilla sobre las zonas del cuerpo que estén afectadas por la flacidez, deja actuar unos 20 minutos y luego retira con agua bien fría.

No olvides aplicar a menudo (tres veces a la semana estará bien) para obtener buenos resultados.

Mascarilla reafirmante de tomate

Ingredientes:

  • Un tomate
  • Un trozo de aguacate
  • Una cucharada de aceite de sésamo o ajonjolí

Preparación:

  1. Coloca el tomate en el vaso de la batidora, previamente cortado en trozos. Añade el aguacate y también la cucharada de aceite de sésamo o ajonjolí. Bate la preparación hasta que los ingredientes se integren por completo.
  2. Finalmente, llegará el turno de la aplicación. Coloca la mascarilla reafirmante en las zonas de tu piel que quieras mejorar. Déjala actuar unos 20 minutos y retira con agua fría.

Dado el contenido graso de alta calidad de estos ingredientes, puede ser perfecta para quienes sufran de flacidez con piel seca.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Te puede interesar

Transforma Tú LOOK Con Estos 12 Cortes Femeninos Y Frescos, Sin Importar Tu Edad

Es hora de cambiar ese look plano por un look hermoso y vistoso. Atrévete a ...

Deja tu comentario